Ajo y miel para elevar las defensas

el ajo como la miel  son ideales para la desintoxicación de  la sangre,nos permite controlar los trigliceridos, y son unos excelentes antiflamatorios pues nos ayudan con la retención de líquidos y eleva nuestro sistema inmunologico.

El ajo es uno de los ingredientes naturales más utilizados a nivel mundial. Su aroma especial se utiliza con otros condimentos para realzar el sabor de muchos platos.

Además de ser un excelente aliado en la cocina, este alimento ha sido considerado como remedio para diversas  enfermedades desde la antigüedad, como muestra este estudio.

Se creía que por el contenido de compuestos de alicina y azufre, podría ser un aliado en la lucha contra infecciones y enfermedades del sistema cardiovascular. Sin embargo, si profundizas en este tema, resulta que el ajo por sí solo no es capaz de aportar tales beneficios.

Se cree que el ajo (debido a su fuerte olor y sabor) cura las infecciones. Y si se combina con miel (otro alimento que se ha atribuido repetidamente a diversas propiedades medicinales), sería aún más beneficioso.

Ajo
El ajo es un alimento que ha sido objeto de una extensa investigación dado el interés de sus ingredientes.
Beneficios estimados de comer ajo y miel con el estómago vacío
Según la creencia popular, comerlo en ayunas con miel puede mejorar su efecto y aprovechar mejor sus nutrientes.

Los beneficios declarados que se pueden obtener de esta herramienta son los siguientes, de los que te contamos.

1. Mejorará la circulación sanguínea.
Los compuestos de azufre en el ajo, así como los nutrientes en la miel, beneficiarán al sistema circulatorio. Según algunas hipótesis, ambos fármacos tendrán un efecto anticoagulante y tónico sobre las venas, lo que evitará la formación de enfermedades como trombosis y varices.

2. Ajuste su presión arterial.
La presión arterial alta es una afección médica que compromete la salud general del sistema cardiovascular. Para controlar esto de forma natural, la creencia popular es que puedes consumir ajo y miel con el estómago vacío todos los días como parte de una dieta equilibrada antes del entrenamiento.

3. Regule su nivel de colesterol.
Se recomienda comer ajo fresco picado para ayudar a regular los niveles de colesterol en sangre. La alicina es la responsable de este beneficio, una sustancia secretada por el ajo crudo cuando se pica.

Por otro lado, se dice que el mismo fármaco es eficaz para controlar los niveles de triglicéridos. Sin embargo, no hay evidencia de que la alicina, si es humano, ayude a controlar el colesterol o los triglicéridos.

4. Reducirá la inflamación.
Las abuelas han dicho que comer ajo y miel puede reducir la inflamación y aliviar la artritis, la retención de líquidos y los trastornos musculares.

5. Le ayudará a deshacerse de la tos.
Cuando la tos es de origen bacteriano o viral, se cree que nada mejor que hacer y beber un simple jarabe de miel con ajo recién picado. Este medicamento alivia la irritación que causa en la garganta y tiene un efecto expectorante que estimula la eliminación de las flemas.

Por supuesto, para mejorar, debe considerar la importancia de llevar una dieta saludable, mantenerse hidratado y mantener otros buenos hábitos antes, durante y después del proceso de recuperación.

6. Ayudará a aliviar los síntomas de la gripe y los resfriados.
Otra idea popular es que todos los síntomas del resfriado y la gripe pueden controlarse temporalmente comiendo ajo y miel por la mañana. Por eso, muchas abuelas preparan este remedio en invierno.


Si te resulto útil, comparte este Post!

Cargando el curso, porfavor espere!

0