Baje de peso con áloe vera y jengibre

Sharing is caring!

Tenemos que tener en cuenta que este tipo de bebida no es apta para todo tipo de persona.

El jenjibre y el aloe vera aparte de ayudar a bajar de peso son excelentes en problemas cardiovascualares, y hasta gastrointestinales.

Una de las bebidas naturales que puedes preparar fácilmente cuando necesitas otro complemento saludable a tu dieta es la infusión de jengibre y áloe vera. Especialmente cuando padece retención de líquidos u otras afecciones relacionadas.

Si bien no es infrecuente mezclar estos ingredientes, puede resultar agradable cuando se prepara como bebida caliente.

Recuerda que además de hidratar y estimular la micción, las bebidas calientes (té e infusiones) pueden ayudarte a sentir una cierta sensación de bienestar y a mantener un estilo de vida saludable.

Algunas personas la disfrutan en infusión, sin ningún ingrediente adicional, y hay quienes preparan la infusión como base de sus batidos de frutas. Llegados a este punto te contamos que puede quedar muy bien con un toque de miel y canela (otra especia fragante con propiedades antiinflamatorias), o puede ser la base de un batido de manzana.

Raíz de jengibre fresca y molida.
Una infusión de aloe vera y jengibre puede ayudar a controlar las deposiciones y así reducir la inflamación en el estómago. Por otro lado, también puede ayudar a incrementar la hidratación diaria y expulsar los líquidos retenidos.

Además, según las creencias, esta bebida también puede ayudar a acelerar el metabolismo y así ayudar a quemar grasas. Forma parte de las propiedades de los mismos componentes:

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que también puede ayudar a aliviar la inflamación en las extremidades de una forma u otra.

El gel de aloe vera se compone principalmente de agua, mucílagos y otros carbohidratos, ácidos y sales orgánicos, enzimas, esteroles, triglicéridos, aminoácidos, ARN, trazas de alcaloides, vitaminas y varios minerales.
Receta de infusión de jengibre y aloe vera.

Para disfrutar de la siguiente receta, te recomendamos que utilices siempre ingredientes frescos y, en la medida de lo posible, evites añadir azúcar u otros edulcorantes.

Si no puede digerirlo sin un toque dulce, agregue un poco de miel, pero guárdelo con moderación, ya que es un alimento alto en calorías.

Ingredientes
1 taza de agua (250 ml).
1 cucharada  de aloe vera (15 g).
½ cucharada de jengibre fresco rallado (2,5 g).
Opcional: miel (1 cucharadita, 5 g).

Preparación
Hierve el agua en una cacerola.
Toma un poco de gel de aloe vera y lávalo con abundante agua para quitar la salvia amarilla que lo cubre.Cuando alcance el punto de ebullición, agregue el jengibre fresco  junto con una cucharada de aloe vera (el gel traslúcido de las propias hojas de la planta).

Deje que todo hierva a fuego lento durante 15 minutos.
Apague el fuego y deje reposar el líquido durante otros 10 minutos.
Colar el líquido y servir.


Si te resulto útil, comparte este Post!