Baje de peso con alcachofa

La alcachofa es un vegetal rico en fibras y vitaminas, nos permite reducir la glucosa en la sangre ayudandonos a reducir los niveles de colesterol,al mismo tiempo es un buen aliado para tratar problemas de estreñimiento

La alcachofa es una verdura que se conocía en la época egipcia como avispa hecha de varias hojas verdes. Originariamente procedía del Mediterráneo occidental, sobre todo de Etiopía, pero con el paso de los años y conquistas su consumo se hizo popular a la par que medicinal y fue llevado a varios países, especialmente a regiones con climas templados. Actualmente, el principal fabricante es Italia.

 

Compuestos
Agua
carbohidratos
inulina
Fibra
Minerales (sodio, potasio, fósforo, calcio y magnesio)
Vitamina (B1, B3 y C)
Enzimas y aminoácidos (pepsina, quimiosina y parasimosina)

Los egipcios usaban hojas y tallos de alcachofa como medicina.

VENTAJAS DEL TÉ
Aunque la alcachofa se prepara en platos  como sopas, ensaladas o guisos, una de las formas más populares de aprovechar sus propiedades curativas es la infusión, ya que ayuda a retener la mayoría de sus nutrientes.

Aquí están todas las razones por las que es bueno beber té de alcachofa:

Ayuda a combatir la hipertensión, los componentes de sus hojas son perfectos para bajar la presión arterial.

Contiene antioxidantes que protege todo el cuerpo del daño de los radicales libres y combate el estrés oxidativo.

Es ideal para controlar el colesterol y los triglicéridos y, por lo tanto, para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Tiene propiedades digestivas, ayuda a regular el estreñimiento y diversos trastornos estomacales.

Es diurético, mejora la función renal, ayuda a eliminar toxinas y previene la retención de líquidos en el organismo, actuando así como un laxante natural que puede acelerar la pérdida de peso.

Se recomienda en el tratamiento de enfermedades como la gota, la artritis y las enfermedades hepáticas.

Debido al alto contenido de fibras vegetales, absorbe el agua del estómago y proporciona una sensación de saciedad por más tiempo. Este nutriente también ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre y promueve la digestión de grasas.

Té de alcachofa
Si doblas una de sus hojas y se rompe un poco, significa que la alcachofa está fresca.

Hay dos formas de prepararlo, la primera es cociendo toda la cabeza de alcachofa, y la más recomendada es la siguiente:

Separar 20 gramos de hojas frescas de alcachofa y lavarlas bien.

Ponga a hervir una taza de agua (250 ml), agrega las hojas de alcachofa, cocina por 10 minutos.
Cuando esté ligeramente frío, cuele las hojas y sirva.


Si te resulto útil, comparte este Post!

Cargando el curso, porfavor espere!

0