alcachofa para bajar de peso

Sharing is caring!

La alcachofa es rica por su alto contenido en vitamina b, hierro y magnesio es una hortaliza rica en fibrala cual nos permite una fácil digestión y nos ayuda a eliminar grasas.

La alcachofa es una verdura muy nutritiva, que por su bajo contenido calórico se ha convertido en parte de muchos métodos de adelgazamiento. Además del consumo de esta verdura, el consumo de agua de alcachofa se ha vuelto muy popular para ayudar al organismo a deshacerse de los kilos de más , dejándolo libre de toxinas y sustancias nocivas. Si quieres probar esta preparación y saber más sobre ella, presta atención a este artículo de un Como, que describe en detalle cómo preparar agua de alcachofa.

30 minutos dificultad baja
Composición:
2 alcachofas
1 litro y medio de agua
hojas de menta (opcional)
jugo de limón

Pasos para hacer esta receta:

El agua de alcachofa es una preparación muy simple que se ha convertido en un medio natural popular para perder peso y acelerar el proceso de pérdida de peso. Esto se debe a los grandes beneficios que ofrecen las alcachofas para este fin, entre ellos:

Es un diurético y depurativo que favorece la eliminación de toxinas y previene la acumulación de líquidos.

Favorece la buena digestión, lo que la hace más rápida y elimina la grasa.

Bajo en calorías y tiene un alto contenido en agua.

Por su contenido en fibra, activa el metabolismo, previene el estreñimiento y la inflamación del estómago.

Si quieres aprovechar todos estos beneficios, empieza a hacer agua de alcachofa. Para ello, lo primero que debes hacer es elegir 2 alcachofas medianas, que estén frescas, muy oscuras y firmes. A la hora de comprarlos, primero debes comprobar que no tengan hojas separadas o demasiado blandas; En caso de duda, consulte nuestro artículo Cómo elegir alcachofas.

Una vez seleccionadas las alcachofas, lávalas bien con un poco de agua y utiliza un cuchillo para quitar las puntas de los tallos y luego córtalas por la mitad. Poner la olla al fuego con 1 litro y medio de agua y poner a hervir las alcachofas hasta que se ablanden y se pongan verdes. Cuando estén listas, saca las alcachofas y guárdalas, porque lo que nos interesa es el agua que se obtiene durante la cocción. Puedes usar estas alcachofas para preparar una receta con ellas para usar en el almuerzo o la cena.

Luego, debes colar el agua de alcachofa resultante. Si lo prefieres, puedes añadir unas hojas de menta mientras aún esté caliente, así como unas gotas de zumo de limón justo antes de tomarlo para que el sabor sea más agradable.

Lo ideal para favorecer la pérdida de peso es beber alcachofas a lo largo del día, exactamente tres veces, después de las comidas principales: desayuno, almuerzo y cena. De esta manera, mejora la digestión y ayuda al cuerpo a procesar la grasa correctamente.

Ten en cuenta que si lo guardas en el frigorífico podrás conservarlo hasta una semana, pero pasado ese tiempo será recomendable volver a hacer la receta. De igual forma, no es conveniente tomar esta preparación de forma permanente, por lo que no resulta contraproducente y no olvides combinarla con una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios para lograr tu objetivo de adelgazar.


Si te resulto útil, comparte este Post!